Pa La Pinga El Mun2 II…

El cielo se me viene abajo,
bajo la cabeza y pienso
que es el final de todo
y por todo siento desprecio.

Creció la ira,
no me cabe ya en el alma,
Siento ganas de golpear la puerta
y de agarrar un arma.

No hallo calma,
miro al techo, mas el pecho se me estruja.
La tristeza es una bruja
que al mal del dolor me empuja.

En mi mente se dibujan los momentos que creí que había amor
y ahora entiendo que el amor nunca estuvo ahí.
A mi ahora mismo me da igual seguir que parar,
reír que llorar, morir que matar.

Que se reviente el planeta en un dos por tres
y que se salven todos menos yo, vaya estupidez.
No, me cago en to mil veces,
soy alérgico a la traición, mi corazón de amor padece.

Ya nada es lo que parece
y me parece que al parecer
no aparece lo que busco
y me disgusto a veces.

Meses pasan, falsas mecen mi esperanza,
crecen miedos, me tranco en mi casa.
La gente habla de amor sin saber que el amor
no es exactamente lo que en dos mentes pasa.

No se me pasa, me siento mal con pinga.
No quiero escuchar vida, el consuelo que me brindas.
Nada va a cambiar ahora mismo lo que siento.
Lo siento, envenenaron mis sentimientos.

Hay cosas feas que quisiera borrarlas,
hay cosas malas que quisiera arrancarlas.
Hay situaciones que quisiera olvidar,
que quisiera arreglar para el alma limpiarla.

Y a pesar de que me duele el corazón
y que el culpable nunca me pide perdón,
no hay razón para pelear por la razón.
La solución está en saber conservarla.

Si pierdes la fe
y el amor se fue
recuerda bien que
la historia es de quien pueda contarla.

La maldad nos ciega,
la necesidad nos pega,
la felicidad no llega
y si llega a los escondidos juega.

Un, dos, tres, se queda, me quedo en la base
esperando a ver si sale y corre pero nada hace.
Hacer las paces con quien me mete pase,
que pase con su pase falso pa’ darle su pase.

Difícil que alguien me haga daño a mí
y que contento se vaya sin pagar de aquí.
Mi entorno me repugna,
quiero votar por la verdad pero las almas ya no son sus urnas.

Así que boto otra lágrima por la ventana
de un cielo sin nubes y sin color.

Y aunque me lea El Principito,
le eche aire al ego, me haga el fuerte,
una sonrisa muestre, a mí me asesina
que los valores no tengan valor para mucha gente
y que haya gente tan cochina y tan mezquina.

Jardines de espinas estamos regando,
muros de ira estamos construyendo,
y la luz que el sol nos está brindando
en oscuridad la estamos convirtiendo.

Sigue corriendo el tiempo a full
y repletándose de recuerdos mi baúl.
Más fuerte que Hulk me muestro ante el mundo yo,
pero por dentro muero aunque parezca que no.

Hay cosas feas que quisiera borrarlas,
hay cosas malas que quisiera arrancarlas,
hay situaciones que quisiera olvidar,
que quisiera arreglar para el alma limpiarla.
Y a pesar de que me duele el corazón,
y que el culpable nunca me pide perdón,
no hay razón para pelear por la razón.
La solución está en saber conservarla.
Si pierdes la fe y el amor se fue
recuerda bien que,
la historia es de quien pueda contarla.

Estoy cansado de recibir golpes bajos
con el paso indetenible de la vida.
Pero si el cielo hoy se me viene abajo,
pal carajo, yo le voy a partir pa’ arriba.
Que no hay quien viva de esa forma,
qué coño está pasando me pregunto,
y si nadie ahora mismo me lo informa
otra vez voy a mandar Pa La Pinga el Mundo.

Tu cuerpo te lo pide y el alma lo necesita,
saca fuerza de donde no la hay y grita,
grita sin temores: pa’ la pinga el mundo.

googlecd05c800b3d1a841.html Google+