No Puedo Olvidarlo…

La calle nos enseña a defendernos y a movernos
pa’ buscar la plata que no quiere pagar el gobierno,
a sembrar semillas de amor en los más chiquillos
pa’ que mañana no sean los que aprieten el gatillo.

La calle es el camino de todos mis hermanos
no importa si eres salsero, santero o medio cristiano
el negocio que tengas, de qué color sea tu piel
ella te castiga duro si un día le eres infiel.

Un carrusel violento de momentos amargos
una espina tras un pétalo un arpa que en si es un arco
el peso de los errores te puede caer encima
no es lo mismo alimentar el ego que el autoestima.

El humilde siempre tiene amigos donde quiera asere
y va tranquilo porque sabe que la mayoría lo quiere
y digo la mayoría porque siempre hay envidiosos
que le duele que hayan hombres que hayan nacido virtuosos.

(CORO)

No sé tú, pero yo, vengo de un lugar
que se llama la calle, que no puedo olvidar no
no puedo olvidar no
Ella me enseñó a ver la luz que hay en mi corazón
peleando en lo oscuro, no puedo olvidarlo, no puedo olvidar no
no puedo olvidar no
no puedo olvidar no
no puedo olvidar no
no puedo olvidar no
no puedo olvidar no

Cuántas veces la misma herida me cosí
cuántas veces dije no sabiendo que era sí
cuántas veces por lo que hice no me arrepentí
cuántas veces no lloré, cuántas veces no reí.

Desde la esquina viendo el mundo diferente.
Divididos, cada cual con su propia gente
porque así fue como no los metieron en la mente,
para mí eran mis amigos, para ustedes delincuentes.

Recuerdo ser un inmaduro, un inconforme
problemas simples los veía tan enormes
aprendí a temprana edad con mi nombre en un informe
que no todos los policías traen puesto un uniforme.

Que además en mi barrio no existe raza
que un blanco igual se te mete a robar en la casa
que si te pasa por arriba se te pasa
y que la calle no son todos los que la rebasan.

Que hablar de más te puede traer consecuencias
que la violencia sin clemencia hace presencia
Que la impotencia te perfora la con100cia
y que la lucha se gana con valor e inteligencia.

Que los amigos se miden en situaciones
y que no siempre el prójimo te paga con buenas acciones
que una casa de madera vale más que 10 mansiones
cuando la compartes con quien comparte tus ilusiones.

(CORO)

No sé tú, pero yo, vengo de un lugar
que se llama la calle, que no puedo olvidar no
no puedo olvidar no
Ella me enseñó a ver la luz que hay en mi corazón
peleando en lo oscuro, no puedo olvidarlo, no puedo olvidar no
no puedo olvidar no
no puedo olvidar no
no puedo olvidar no
no puedo olvidar no
no puedo olvidar no

googlecd05c800b3d1a841.html Google+