Muchachones…

Ah ! Escucha :
Desde la Casa Del Terror.
Quizás comprendas muchas cosas
el día que te falte la sonrisa.

Porque sin alegría,
un ser humano no es nada.
No hay nada …

Hay que ver a estos muchachones
que dicen que son
más mafiosos que Al Capone,
que se ponen como se ponen,
pero al final no hacen ni cojone.

Hay que ver a estos muchachones
que dicen que son
más mafiosos que Al Capone,
que se ponen como se ponen,
pero al final no hacen ni cojone.

A veces creo
que soy o fui una especie de marciano,
que atravesó horizontes muy distantes y lejanos
para llegar a este planeta y decirle al humano,
que las almas no pueden tocarse con las manos.

Hermano, por qué razón nos divide un pensamiento,
por qué además en nombre de la paz somos violentos.
Donde nace el odio se mueren los sentimientos,
no juzgues mi apariencia sin conocerme por dentro.

Somos una energía presa en un cuerpo con forma,
nacemos perfectos, el tiempo es quien nos deforma.
Nadie mira al espejo y con lo que ve se conforma,
puedes estirar tu piel mas no tu mente cuando es corta.

Si en vano siguen matando y levantando muros,
la tierra con tanta guerra no será un lugar seguro.
Si hoy las manos construyen la destrucción del futuro,
el sol un día se apagará y nuestro universo será oscuro.

Los árboles ni en las fotos,
los animales tampoco.
Los sueños muertos y rotos,
los sobrevivientes pocos.

Con todo lo que tenemos y
aún no estamos satisfechos.
No habrán corazones
sino aparatos tras nuestros pechos.

Háblame de dinero lo menos posible,
cuánto necesitas para que tu vida sea increíble.
Un jet, una mansión, con dos o tres convertibles,
no hay nada como estar vivo y encima sentirse libre.

Voy por mi senda sencillo, con brillo y sin prenda,
así que no pretendas pepillo
comparar tu mierda con la mía, sería un error inmenso
porque tus letras pegan pero están vacías.

No vengo a competir, vengo a quitarte la venda,
no te ofendas con lo que te voy a decir,
Necesitas imaginación, no odio al transmitir,
porque hay niños que quieren ser lo que suelen oír.

Tarde o temprano pagamos nuestros errores,
tu música incita a que usen arma y drogas los menores.
Las madres llorando , sufriendo y poniendo flores,
mientras ustedes venden una imagen falsa, qué infladores.

Que más da lo que mueves, cuanta elegancia luces,
cuanto al año produces y cuantos premios te lleves.
En mi habitación los diamantes no me llueven,
pero mi alma está tranquila y lista pa’ que un día se eleve.

Que la muerte me lleve estoy listo,
que del lado de allá me pienso escribir otros discos.
Hablaré con Can, me reconocerá con el pañuelo,
y el tema que no hicimos en la tierra lo haremos en el cielo.

Hay que ver a estos muchachones
que dicen que son
más mafiosos que Al Capone,
que se ponen como se ponen,
pero al final no hacen ni cojone.

Hay que ver a estos muchachones
que dicen que son
más mafiosos que Al Capone,
que se ponen como se ponen,
pero al final no hacen ni cojone.

Cuál es el mensaje que le dan a las conciencias,
poder, abuso, dólar o el amor a la existencia.
Se matan con el arma que les vendes,
así nuestra sociedad perfecta se hunde en la violencia y no trasciende.

Mi opinión es transparente, mi conciencia no del todo,
porque yo también he cometido errores de algún modo.
Mi carrera a estado en alto y ha dado un salto hacia el lodo,
muchos fingen que no existo pero conocen mi apodo.

Me dan asco las personas que te hablan por interés,
que te explotan, te utilizan y no recuerdan después.
Quien critica y juzga a otro sin saber bien como es,
me da asco que me midas por mis zapatos en los pies.

No estoy en contra de nadie asere,
pero recuerda yunta que nuestras hijas serán mujeres.
No soy ni cura ni santo pa’ que te enteres,
pero no seré quien humillarla con su arte quiere.

A que tú no sabes hacer música de corazón,
pegar sin hablar de sexo con una buena canción.
Quítate todas esas mierdas y deja de hacerte el cabrón,
que de tan lindo que quieres ser pareces maricón.

Una liposucción, las uñas, Botox, pestañas,
cirugía estética, unas nalgas que te acompañan.
El pelo, unos lentes, unas tetas de silicona
y yo te pregunto lady, para cuándo las neuronas.

Hay que ver a estos muchachones
que dicen que son
más mafiosos que Al Capone,
que se ponen como se ponen,
pero al final no hacen ni cojone.

Hay que ver a estos muchachones
que dicen que son
más mafiosos que Al Capone,
que se ponen como se ponen,
pero al final no hacen ni cojone.

Normal asere, sin hablar tanto,
hielo y fomento,
muchachones, hielo y fomento.

googlecd05c800b3d1a841.html