Miseria Humana…

Música. Hip Hop conciencia.
Esto es necesario. La necesidad.
Hermano, ese dinero que tanto necesitas
para beber con una de esas muchachitas,
por qué no lo sudas con tus propias manos
porque es mas fácil quitárselo a una viejita bajando Galiano.
Eso no es humano no te da tristeza
arrastrarla y dejarla en el piso llorando sin fuerzas,
luego te cogen, te montan en la patrulla
por la pensión de una señora que puede ser la abuela tuya.
Hermano
por qué llego a su cafetería
me trata como un payaso y me niega un vaso de agua fría,
sin embargo se acerca un extranjero
sonríe, limpia el mostrador y dice
socio él va primero.
Le voy a ser sincero porque en realidad
vivo en la misma ciudad, conozco la necesidad
pero no se olvide nunca
que no quiso calmar la sed de un cubano
que está luchando igual que usted.
Hermano
por qué quieres golpearme
y frente a mi novia sin motivos humillarme
por qué tus zapatos quieres poner en mi cara
cuando realmente yo no te he hecho nada.
Mala jugada, a los hombres se respetan
no saben lo cara que puede salir una galleta
porque el complejo entonces se mezcla con ron
y el próximo baon lo das en Cristóbal Colón.
Presta atención hermano
es triste decirlo,
el asiento de la embarazada ya no se da
hay que pedirlo,
los hombres no se paran a cederlos no,
pa’ cogerlos (…) y escupirlos.
Hermano
por qué entro a la tienda y me mira con cara de
que nada se pierda.
Yo no voy a robar nada, desvíe su mirada
que me enfada de la forma en que me observa.
Prejuicios de mierda hacia todo lo distinto
no soy un ladrón de chocolates envueltos en nylon lindos.
Tengo algo de dinero y comprarle quiero
a mi chama unos plumones por pasar para quinto.
Desde un principio
es mejor de principios valernos
y saber que es mas cuestión de corazón que de gobierno,
el porvenir se nubla como el cielo más grisoso
hagamos algo a tiempo o vendrán tiempos peligrosos.
Miseria humana, miseria humana
miseria humana, miseria humana
por las calles de mi Habana.
Miseria humana, miseria humana
miseria humana, miseria humana
por las calles de mi Habana.
Hermana
por qué tu novio te da golpes
y si tu hijo se mete le respondes sal
que este es mi hombre.
No sabes cuanta roña el niño esconde
porque él quiere defenderte ser tu héroe y tú sus sueños rompes.
Al final ese fulano te abandona
de la casa se aleja y deja tu esperanza en coma
y que te queda,
aquel muchacho que pariste,
que le negaste el amor de madre y valor no le diste.
Hermana.
Por qué quieres controlar los gustos de tu hija y por ella opinar,
si ella está enamorada de un joven sincero
y con ese extranjero por dinero
no se quiere casar.
En busca de una posición social a veces olvidamos
que somos seres humanos y el alma deterioramos
no la obligues, no la obligues.
Ella quiere ser feliz y usted solamente quiere
vivir bien y salir del país.
Hermana
por qué la esquina te llama
y eres dama que va de cama en cama.
En la barriga un chama, en la mente 20 padres
que ninguno cogería una guagua pa’ donarte sangre.
Es lógico que no te dure una relación
y que de ningún poema tú seas la inspiración,
quieres saber por qué, te explico tu situación,
porque tú abres las piernas y cierras el corazón.
Desde un principio
es mejor de principios valernos
y saber que es más cuestión de corazón que de gobierno,
el porvenir se nubla como el cielo más grisoso
hagamos algo a tiempo o vendrán tiempos peligrosos.
Miseria humana, miseria humana
miseria humana, miseria humana
por las calles de mi Habana.
Miseria humana, miseria humana
miseria humana, miseria humana
por las calles de mi Habana.

La presidenta del CDR informa a los de arriba cuánto está mejorando tú forma de vida.
Pero a ella nunca le ha importado si a tu hijo le ha faltado un plato de comida.
A veces tú te sientas y te preguntas, coño, por qué fulano habla mal de mi si yo lo tenía como a un hermano.
Hay mucha gente así en la Habana infestadas con el virus de la miseria humana.
Yo quisiera, cantar esta canción en la Plaza de la Revolución, no porque sea una canción gusana sino porque la va a escuchar gran parte de la Habana.
Mañana despertaremos en medio de esta crónica de que no hay un cubano que no sea hipócrita, todo será tan asqueroso como unas vísceras y nadie se va a dar la mano sin antes escupírsela.
Algo sigue andando mal y mal siguen mirando a Al2.
Miseria humana …. para toda mi ciudad. La Aldea, Real 70.

googlecd05c800b3d1a841.html Google+