Los Problemas Caen De Fly…

La violencia no frena, sirenas suenan, yo.
El mundo de hoy da pena, nadie hace nada, no.
Las almas se envenenan hambrientas como las hienas
hoy los problemas caen de flay, caen de flay, yo.

Se pagan más condenas que billes, piénsalo.
Se están matando apenas con solo 20 años
ya no hay sangre en las venas, el ser humano en cuarentena
pon que los problemas caen de flay, caen de flay, yo.

Que los problemas caen de flay, caen de flay, yo.
Que los problemas caen de flay, caen de flay, yo.

Por el bien de la humanidad y el porvenir yo exijo
un camino limpio para que transiten nuestros hijos.
Que alejemos del alcohol a todos los hombres posibles
para que en la calle sea la paz un día posible.

No más puñales sin piedad que el cuello te abran.
No más disparos donde pueden ir palabras.
No más dolor pa’ nuestras madres sin razón.
Es mejor pedir la tregua que otra caja pal’ panteón, yo.

Esto más que una canción es un llamado
a los barrios pobres y comunidades de todos lados.
Si seguimos sumando sicarios y soldados,
las guerras seguirán, jamás pasarán al pasado.

No señor, en un futuro no muy lejano
no habrán seres humanos sanos que se den la mano.
Sólo seremos alimento de gusanos,
autodestrucción, no hace falta un ataque de los marcianos.

Todo el mundo sabe bien lo que provoca el hambre,
desespero, impotencia, violencia y sangre.
Sangre, sangre, más sangre más tiros.
Qué somos?, personas, zombis, hombres lobos o vampiros.

Lejos de ayudarnos qué hacemos?, abochornarnos.
Burlarnos, apartarnos y con envidia las manos limpiarnos.
Ostinarnos, maltratarnos, utilizarnos, cuestionarnos,
rechazarnos y todo lo negativo que termine en arno.

Qué arrastre, sólo vemos masacres y desastres.
Doctores tejen más pieles hoy por hoy que tela sastres.
La moda es ser malo, no más muela con empaste
que la gente anda en la calle enfantasmada como Casper.

La violencia no frena, sirenas suenan, yo.
El mundo de hoy da pena, nadie hace nada, no.
Las almas se envenenan hambrientas como las hienas
hoy los problemas caen de flay, caen de flay, yo.

Se pagan más condenas, que billes piénsalo.
Se están matando apenas con solo 20 años
ya no hay sangre en las venas, el ser humano en cuarentena
pon que los problemas caen de flay, caen de flay, yo.

Que los problemas caen de flay, caen de flay, yo.
Que los problemas caen de flay, caen de flay, yo.

Oyeme, vente, te invito a que veas con 20 20,
porque a través de un lente los ves pero no lo sientes.
Mientras tú duermes sin lío en la suite de tu hotel caliente
algunos se mueren tío, de hambre y frío abajo de un puente.

Se mienten, nada cambiará solo mi gente
tú no ayudas rechazando a nadie por ser delincuente.
Un consejo, nunca está de más, salva a los que puedas
pa’ que seamos más los que siguen que los que se quedan.

La vida es tan hermosa cuando del odio te alejas
al instante la tranquilidad en los ojos se refleja.
Pero si educaran más aún faltando la lenteja,
muchos fueran para el colegio pana, en vez de trás las rejas.

Es un abuso guerrear por territorio y ser contrario
de hermanos que están como uno sudando pa’ el pan diario.
Poner a nuestras hijas a venderse en el vecindario,
recuerda que, la puerta para entrar al mundo son unos ovarios.

Ya tenemos con el crack, con el cáncer, con el sida
para que también nosotros andemos acabando con vidas.
La vida no vale si con ira la envenenas
pon tu granito de arena a ver si la violencia frena.

La violencia no frena, sirenas suenan, yo.
El mundo de hoy da pena, nadie hace nada, no.
Las almas se envenenan hambrientas como las hienas
hoy los problemas caen de flay, caen de flay, yo.

Se pagan más condenas que billes, piénsalo.
Se están matando apenas con solo 20 años
ya no hay sangre en las venas, el ser humano en cuarentena
pon que los problemas caen de flay, caen de flay, yo.

Que los problemas caen de flay, caen de flay, yo.
Que los problemas caen de flay, caen de flay, yo.

Ah, suena, así suena el rap que se hace en la cueva,
porque pertenezco a to’ los barrios del planeta.
La aldea está en el área, suena,
tú sabes que mi rap es guerra y que por la paz lucho yo.

Ya no hay justicia en nuestras tierras, el apocalipsis llegó.
El crimen ya no hay quien lo pare, siguen abriendo fuego.
Y aunque Dios está en nuestros altares se vive con miedo,
se vive con miedo, se vive con miedo.

googlecd05c800b3d1a841.html Google+