Lo Sabes Bien…

Quisiera leerte, quisiera explorarte,
y antes de mi muerte,
tener el placer de poder demostrarte quien soy.
Mis misterios, mis luces,
que mi puente lo cruces,
y este amargo sabor que ha dejado la vida
me endulces.

Quiero que mis manos en las tuyas confianza siembren,
que tus ojos alumbren los caminos que mis pies emprenden,
unir mi vida a la tuya sin miedos y para siempre
porque siento que eres la primavera en mis diciembres.

Quisiera que fueras tú quien sanara mis heridas
y que encontraras mis ojos cuando te sientas perdida.
El pasado ya pasó, con tu presencia se olvida,
es como si tú fueras la primera novia de mi vida.

Quiero ser el caballero que besa su mano dama,
quiero ser el ser al que aclamas cada día en tu cama.
Mi canoa en tu rio, mis animales en tus ramas,
yo quiero hacerte el amor mientras me dices que me amas.

Quisiera hacerte feliz y amarte sin tanto celo,
que el sol de tu corazón derrita todos mis hielos.
Reconocer tu piel de antes, permanecer en tu pelo
como estrella fugaz en cámara lenta por el cielo.

Quiero mostrarte lo que soy y lo que siento,
quiero que surja entre nosotros un sentimiento.
Quiero que sepas que solo espero el momento
de besarte para pedirle al tiempo que pase lento.

No importa que pase son más fuertes mis deseos,
quisiera correr hasta volar cuando te veo.
Cabalgar tu aliento y compartir el llanto y la fe,
y escapar contigo en un tren con destino a no sé.

Quisiera leerte, quisiera explorarte,
y antes de mi muerte,
tener el placer de poder demostrarte quien soy.
Mis misterios, mis luces,
que mi puente lo cruces,
y este amargo sabor que ha dejado la vida
me endulces.

Porque tú eres para mi
como una noche con sol,
las lunas de mis mañanas,
mi otra galaxia en el resplandor.
Yo quiero ser para ti
la lluvia sobre tu flor,
tus ojos son la ventana
por donde puedo ver el amor.

Mis misterios, mis luces,
que mi puente lo cruces,
y este amargo sabor que ha dejado la vida
me endulces.

Quiero ser el piloto de tu nave
y andar por las nubes tocando todos tus botones.
Quiero viajar los universos en tus besos
y dirigir la orquesta de tus sensaciones.

Ya sabes cuánto te quiero y quisiera que fueras mía,
igual te lo repito por si no lo sabías.
Por querer, quisiera darte,
hasta el mundo de mis fantasías.

Quisiera leerte, quisiera explorarte,
y antes de mi muerte,
tener el placer de poder demostrarte quien soy.
Mis misterios, mis luces,
que mi puente lo cruces,
y este amargo sabor que ha dejado la vida
me endulces.

googlecd05c800b3d1a841.html Google+