Llorar Es Un Lujo Espiritual…

Todos quietos, 
que hoy no vengo a impresionarlos. 
Hoy vengo con algo dentro, que debo exponerlo y darlo 
a conocer, 
pero para lograrlo, necesito que confíen en mí 
solo así podré ayudarlos 
y sacarlos de este infierno tan cochino, que hemos construido 
para vivir como cretinos. 
Si hoy me deprimen 
es porque sé que con mis versos 
aún no he logrado penetrar el metal tras sus pechos. 
Derechos humanos, sin humanos derechos, 
ni derechas manos que a lo sano nos saquen provecho. 
Dime que has hecho Panoramix, 
poner 23 y 12 como la calle 8 de Miami. 
Gracias por la educación, por la medicina, 
por la disciplina, y por los lápices made in china. 
Por el maltrato a los negros 
en un país donde el deporte sí 
pero un pasaporte no,
es derecho del pueblo.
Ciudad de locos y borrachos 
que solo piensan en beber y resolver todo a los machetazos. 
No sé, si es un defecto o una virtud 
de sentirme un joven que no se haya entre la juventud.

Hay que darle más participación al corazón 
y menos al dinero, primero está la razón. 
En mi nación 
todo sigue marchando mal, 
en la cual llorar es un lujo espiritual.
Algo anda mal, 
nadie ha recapacitado, 
todos van de lado a lado 
sin mirar al lado fatigados. 
Acostumbrados a que todo siga igual 
por eso llorar es un lujo espiritual.
Hay que darle más participación al corazón 
y menos al dinero, primero está la razón. 
En mi nación 
todo sigue marchando mal, 
en la cual llorar es un lujo espiritual.
Algo anda mal, 
nadie ha recapacitado, 
todos van de lado a lado 
sin mirar al lado fatigados. 
Acostumbrados a que todo siga igual 
por eso llorar es un lujo espiritual.

Ya no me entrego completamente, 
debo ser fuerte, y entender que hay gente 
que nada sienten y mienten 
por entretenimiento y satisfacción. 
En el cuadro de mi realidad la Maja se rebaja por drogas y ron. 
No veo razón para hacernos tanto daño 
que pasen y pasen años y sigamos siendo extraños, 
que el engaño se respire, es que en tu propia familia 
la mejoría económica es el vientre de la envidia. 
Lidiar con seres fríos, secos, amargados me ha hecho 
adoptar sus posiciones y su escasez de emociones, 
por eso a veces no soy yo, me ahorro una sonrisa, 
complejos me martirizan, mi mente viaja deprisa. 
Hay avaricia desenfrenada en todos los muchachos, 
todos piensan en vestirse, y luego en divertirse al paso. 
Qué llevamos, perderemos la pasión 
y eso no se aprende en ningún curso de superación.
Visitar el malecón, para mí es algo espiritual 
como escribir una canción, y a la misma vez llorar. 
Me gusta pensar, cantar fuera de tono 
y eso me divierte más que una fiesta de tres presos. 
Hay cosas que no tienen precio 
por favor medita, ni detalles, que el ser humano necesita. 
Hace cuánto tiempo tu corazón nadie visita,
no permitas que se te apague la lucecita. 
Siente las cosquillitas del amor cuando es sincero 
y no esa superioridad de la que te ahoga el dinero. 
El mundo te ha tomado el pelo, y debes darte cuenta 
que un producto totalmente natural nunca está en venta. 
Lo normal, es luchar por algún sueño, 
ponerle el empeño, y batallar para lograrlo, el dueño
del timbiriche de la esquina, a lo mejor quería ser marinero 
pero claudicó, ahora es un perdedor. 
Por orgullo perdemos oportunidades, 
a veces el honor no es más que una debilidad 
que invade nuestras almas, hasta dejarnos en lo oscuro 
arrepentidos, dolidos, jodidos 

Hay que darle más participación al corazón 
y menos al dinero, primero está la razón. 
En mi nación 
todo sigue marchando mal, 
en la cual llorar es un lujo espiritual.
Algo anda mal, 
nadie ha recapacitado, 
todos van de lado a lado 
sin mirar al lado fatigados. 
Acostumbrados a que todo siga igual 
por eso llorar es un lujo espiritual.

Como los paisas, para mí lo natural es lo más bello, 
hay quien se siente más por llevar tres chupones en el cuello. 
Aquellos, se olvidaron como enamorar 
después que se compraron un caro celular. 
Blanquita pretenciosa que desprecias a los negros 
no te inyectes más silicona en las tetas si no en el cerebro 
y hazte un arreglo de cutis en el alma 
que ese acnés racista a simple vista resalta. 
Hoy solo me asombran las cosas sencillas, 
no hay un pillo que no de cabilla hasta romper la silla. 
Yo me pongo en fase, pregúntale a la pepilla, 
y ella dice: eso es vicio na ma’ niño por poco hacemos tortilla.
Me da roña las razones por las cuales se traicionan 
las personas en mi zona por tan solo un solo dólar ,
me da roña como lloras por un tipo que no te ama 
y que a pesar que te traiciona, cuando él quiere se la mamas. 
Todo no es la cama, una dama necesita más 
que cuatro pesos, y algo de sexo por atrás. 
No te das cuenta, que le dejaste el corazón roto 
después que te acostaste y regaste en el barrio sus fotos. 
Lágrimas de cocodrilo con estilo novelero 
usamos para usar, y obtener lo que queremos 
Ya no tenemos en el alma ni una gota de respeto 
ni dos minutos nos dura en la mente un secreto. 

Hay que darle más participación al corazón 
y menos al dinero, primero está la razón. 
En mi nación 
todo sigue marchando mal, 
en la cual llorar es un lujo espiritual.
Algo anda mal, 
nadie ha recapacitado, 
todos van de lado a lado 
sin mirar al lado fatigados. 
Acostumbrados a que todo siga igual 
por eso llorar es un lujo espiritual.
Hay que darle más participación al corazón 
y menos al dinero, primero esta la razón. 
En mi nación 
todo sigue marchando mal, 
en la cual llorar es un lujo espiritual.
Algo anda mal, 
nadie ha recapacitado, 
todos van de lado a lado 
sin mirar al lado fatigados. 
Acostumbrados a que todo siga igual 
por eso llorar es un lujo espiritual.

googlecd05c800b3d1a841.html Google+