La Vida…

La vida es una ergástula de criaturas escépticas que vagan en la paradoja. Al nacer arroja sobre nuestra materia gramos de epopeya a la cual catalogamos tristes o duras
Últimamente la vida se ha vuelto color rosa, sí, color rosa púrpura como el cruor que jamás manchó la canosa mejilla del vil señor, que aún a punto de perder su vida no libera a las nuestras de los verdes bolsillos de aquel pantalón con el que al parecer se le ha velado.
Atados a vidas con entradas y salidas pero sin felicidad alguna, algunas personas resuelven traicionar al destino. A esto muchos le llaman cobardía, yo no, yo le llamo tranquilidad espiritual forzada.
La vida pertenece a alguna mala palabra, en ocasiones a otras aunque es rico empanizado en dudas
Es corto el tiempo que nos presta alguien desconocido, aquí en la Tierra, no te dejes convertir en un bulbo de ira por idolos compazados como H maquillados con un presente que con vaselina congelada introducen a la fuerza en tu ingenua psiquis
Entiendes?, yo, La Aldea, representa … la vida.

La Vida,
El sol del alma, el Dios del cuerpo, la vida
la manta de dolor que abriga el tiempo, la vida,
el cuento personal de cada ser, la vida
una ilusión que tiende a desaparecer.

La Vida,
El sol del alma, el Dios del cuerpo, la vida
la manta de dolor que abriga el tiempo, la vida,
el cuento personal de cada ser, la vida
una ilusión que tiende a desaparecer.

La vida aparece y se desaparece,
nos dota de un camino donde ni las flores crecen.
naces y mientes, creces, la alegría fallece,
prefiero la vida en un vientre y en la luz los 9 meses.

La vida me enseñó que hay que saber decir que no,
que nadie me vaya a ayudar si antes no me ayudo yo.
La vida me mostró finales, principios, dolores sin alivios,
sueños trás gruesos vidrios, que la mente es el presidio
de martirios no deseados, que no hay vicios sin esclavos
ni edificios gigantes sin vagos.

Que basta con un trago para hablar sandeces
que el arrepentimiento pesa más que un disculpa mil veces.
Que parece ser Dios la salvación, pero ningún sermón
sube la hemoglobina y regala un colchón.

Que en la razón no hay cabida para la duda
y que si alguien me ha sido fiel, esa ha sido mi perra Luna.
La vida es como un búcaro, como una flor marchita
que si con tu vida le das vida, resucita.

La vida es un presente, la vida es señorita
hasta que la muerte le abre los pies y se la fornica.
Ella necesita ser vivida de nuevo
hallas perdido un pie o te hallas quedado ciego.

La vida es como un juego de semáforos y aceras,
es la gran pasarela de banderas en cadenas.
La vida seguirá con vida bajo aquel mármol
porque la vida ha de hacer su vida hasta en un árbol.

La vida es como un caracol que oculta un sol azul,
la vida es del colon que descubrió calor en tu baúl.

La Vida,
El sol del alma, el Dios del cuerpo, la vida
la manta de dolor que abriga el tiempo, la vida,
el cuento personal de cada ser, la vida
una ilusión que tiende a desaparecer.

La Vida,
El sol del alma, el Dios del cuerpo, la vida
la manta de dolor que abriga el tiempo, la vida,
el cuento personal de cada ser, la vida
una ilusión que tiende a desaparecer.

La vida me hizo amar mi patria y de ella cuidar,
hablar sin tener temor a luego fallar.
A sentir con la mirada y con el corazón mirar
y a odiar a los aliens que construyen en las FAR.
A soñar, a llorar, a borrar con el dedo,
a ser niño para siempre y a elevar al cielo mi ego.

A no jugar con el fuego aunque en sus llamas arda
el prestigio de alguien que en su pecho aún respeto guarda.
A tener presente que no debo dar la espalda
y a olvidar que existe la leche condensada con malta.

A corregir mis faltas, a ser hombre antes de MC
y andar por ahí y hablando solo y solo reírme, sí.
A ver clientes estrellando su carruaje
tratando de impresionar a Malboros con maquillajes.

A novatas cenicientas que al llegar la media noche
se les convierte la verguenza en silicona, aparte el bonche.
Que esto es un país de monjes en tensión
que su iglesia es el mar y su Dios una embarcación.

Quien me hace daño recibe un castigo
si la vida da más vueltas que la esfera del mundo.
Bailando casino, alto como un pino,
ella me enseñó a volar, a no ser buena gente
y solamente en el viento confiar.
A no bajar la mirada para nada, nada baje baje
y que las bombas van en el cojín donde se siente el majestuoso

Trozo de mierda, George Bush
y que Ruz hizo de este sistema un clon de la antigua URSS.
Mi nombre es Luz, así me nombró la vida, mi saliva
sinónimo de salida que mi partida de esta tierra tú no sentirás,
pero mientras vivas esta canción no olvidarás jamás
porque la vida transformó en un haz de paz
al más feliz admirador de la vida y sus contratiempos.

Trás mi pecho, la vida puso un corazón,
dentro de mi cráneo amor y en las afueras un pon pon.
Y aunque no soy el rey Tritón, me concedió el tridente
con el poder de darle vida a quien me escucha y me comprende.

La Vida,
El sol del alma, el Dios del cuerpo, la vida
la manta de dolor que abriga el tiempo, la vida,
el cuento personal de cada ser, la vida
una ilusión que tiende a desaparecer.

La Vida,
El sol del alma, el Dios del cuerpo, la vida
la manta de dolor que abriga el tiempo, la vida,
el cuento personal de cada ser, la vida
una ilusión que tiende a desaparecer.

La vida es rara, no sabes lo que ella te depara,
da vueltas y giros fuertes, te puedes caer que ella no para.
Solo trata de vivirla, no trates de comprenderla
solo pueden entenderla ni los que ya tienen canas.

La vida quizás me diseñó para decirte esto,
solo con la barriga llena el corazón no está contento.
Cómo hice esto me preguntas,
pero se te olvida que la técnica es la técnica
y sin técnica no hay vida.

googlecd05c800b3d1a841.html Google+