La Aldea…

Quiero una Aldea alegre, sin hambre, sin frío
donde los críos vayan a bañarse al río.
Bailar todas las noches, dormir en mi bohío
y salir a pescar por las mañanas con los míos.

Cocuyos pa’ alumbrar la choza
comer de un maíz cultivado y cocinado por mi esposa.
Cada noche hacer una fogata bella
que parezca que en la Tierra está brillando una estrella.

Mi Aldea funciona sin humo
es una sociedad aparte totalmente lejos del consumo,
donde el plástico, las paredes y los cristales
no separan nuestros hijos de las historias reales.

Lo real está en un beso, en un árbol, en el viento,
en el cielo, en el mar, en la luz, en los sentimientos.
En la fuerza, en la fe, en la alegría, en la esperanza
aunque se incline para el otro lado la balanza.

Quiero una Aldea donde nadie se critique
nadie cuestione a nadie y nadie se verifique.
Donde todas las bocas lo mismo a diario mastiquen
sí, porque en mi Aldea no necesitamos de un cacique.

Por qué nos bastan los consejos de los ancianos
con las abuelas y las caricias de sus manos.
Con estar vivo, ser libre y entre hermanos
construir nuestra comunidad en un ambiente sano.

Montar caballo sin montura por las llanuras
sin ataduras y vivir mi propia aventura
sin internet, sin móvil y sin cobertura
a mensajearse por palomas y a cuidar la agricultura.

(CORO)

Yo quiero una Aldea donde se pueda soñar
con una sola idea sin tenernos que matar.
Y al amanecer cambiemos de rumbo
seamos el reflejo del cambio que queremos ver florecer en el mundo.

Mi Aldea tiene su propio estilo
en vez de alfombra roja, medicina verde, jarabe, casabe y tilo.
Pa’curarnos los dolores y las fiebres
y seguir con nuestra moda que es vestir el alma alegre.

Adiós agonía y tristeza, no nos regimos por la economía
sino por la naturaleza.
Total armonía, todos somos iguales
nuestras crías juegan con las crías de los animales.

Mi Aldea es tan feliz en mi imaginación
que jamás ha pronunciado la palabra emigración.
Porque la felicidad no radica en un rincón
si no en el mundo que sea capaz de crear tu corazón.

Tenemos un solo lenguaje y no colgamos cuadros
ya que tenemos ahí mismo los paisajes.
Y aunque este mensaje parezca increíble
la Aldea de mis sueños puede ser un día posible.

(CORO)

Yo quiero una Aldea donde se pueda soñar
con una sola idea sin tenernos que matar.
Y al amanecer cambiemos de rumbo
seamos el reflejo del cambio que queremos ver florecer en el mundo.

Música, música pa’ toda mi Aldea, así es como suena, recibe.
Mucho hip-hop siempre en cada areíto
Mucho hip-hop siempre en cada areíto.
Siempre que haga una peña a mis vecinos voy a invitar
fiesta de la que nadie que haya estado podrá olvidar.

Llegando está el Carnaval de todos mis Aldeanitos.

googlecd05c800b3d1a841.html Google+