Hasta Que Sucedio…

(CORO)

Sólo por un segundo imaginémonos
que estamos frente a frente en un cuarto usted y yo,
que en la pasión de un beso nos hundimos los 2
tanto lo soñamos hasta que sucedió.

Que te, que te, que te quito la ropa
y te beso en la boca,
tanto lo soñamos hasta que sucedió.

El deseo en el alma unió nuestros cuerpos
revivió lo que estaba en si ya casi muerto
los ojos cerrados y el corazón abierto,
tanto lo soñamos hasta que sucedió.

Mi cuerpo es como un planeta el cual en el tuyo estrello
me vuelve loco enredarme en la magia de tu cabello.
No puedes dejar que muera este sentimiento bello
tú sólo serás princesa en la choza de este plebeyo.

Yo busco una explicación + no sé lo que sucede
me pongo nervioso, no existe pastilla que me cede.
Sólo sé cuándo te veo que algo dentro se me mueve
y me quedo mojado como la calle cuando llueve.

Eres algo inexplicable, preciosa como un jazmín
al verte mami, mi estómago brinca como un delfín.
Mirarte me hace sentir un escalofrío sin fin
flotar como un simple globo en un huracán bailarín.

Quiero ser el caballo que entre tus tierras galopa
mientras tu aliento y el mío por el camino se topan
Para qué tanta etiqueta, atuendo, lujos y copas
si los mejores instantes mi amor se pasan sin ropa.

No quiero sexo, quiero su amor, sentir en mis huesos
sus besos, también su calor
estar preso en su interior sin regreso al dolor
por eso, le pido que me deje darle esta flor.

(CORO)

Sólo por un segundo imaginémonos
que estamos frente a frente en un cuarto usted y yo,
que en la pasión de un beso nos hundimos los 2
tanto lo soñamos hasta que sucedió.

Que te, que te, que te quito la ropa
y te beso en la boca,
tanto lo soñamos hasta que sucedió.

El deseo en el alma unió nuestros cuerpos
revivió lo que estaba en si ya casi muerto
los ojos cerrados y el corazón abierto,
tanto lo soñamos hasta que sucedió.

Hasta que sucedió y volamos en destellos
calmando la sed como en el desierto los camellos.
Qué complicados son los sueños que quieren ser libres
pero viven siempre a manos de sus dueños.

Yo que soñaba las estrellas, tú me subías al cielo
y del cielo te bajaba todas ellas
para acercarlas al barco de tu fortuna
y pescar entre charcos retazos de luz de luna.

Ya no sé vivir sin ti no puedo morirme aún,
tantas veces que perdí niña el sentido común,
si alguna vez te mentí
es porque arrastro una cruz, pero no me arrepentí de soñarte.

Tú eres la luz de mis pupilas
el amor está llamando a mi puerta,
es como un blues, está llorando en una lengua muerta.
El dolor queda lejos, la pasión está cerca
los versos del poeta murieron a ciencia cierta.

No quiero sexo, quiero su amor, sentir en mis huesos
sus besos, también su calor
estar preso en su interior sin regreso al dolor
por eso, le pido que me deje darle esta flor.

(CORO)

Sólo por un segundo imaginémonos
que estamos frente a frente en un cuarto usted y yo,
que en la pasión de un beso nos hundimos los 2
tanto lo soñamos hasta que sucedió.

Que te, que te, que te quito la ropa
y te beso en la boca,
tanto lo soñamos hasta que sucedió.

El deseo en el alma unió nuestros cuerpos
revivió lo que estaba en si ya casi muerto
los ojos cerrados y el corazón abierto,
tanto lo soñamos hasta que sucedió.

googlecd05c800b3d1a841.html Google+