Gracias…

(CORO)

Le doy gracias a la vida yo, por aún seguir con vida,
no huiré, no, no huiré.
Y cuando el sol se esconda y nadie me responda,
no huiré, no huiré, no.

Gracias vida por todos los tropiezos
por todos los sucesos que salí ileso y no caí preso.
Gracias, por hacerme un hombre libre en lo que pienso
por el silencio, las palabras, los finales y sus comienzos.

Por la sonrisa de mis viejos
por dejarme ver que las metas + bellas son las que están + lejos.
Por mi reflejo en el espejo, por mis hijos
y el espíritu con el cual de ellos nunca me alejo

Por las caídas en la bici, por los días felices
por los grises, por las cicatrices y las crisis.
Por las veces que he tenido y no he tenido na’ en el frizer
cuando hay fuerza de voluntad acere nada es difícil.

Por la familia, por los sueños, 
por un arte que no tiene dueño
por el corazón, por el empeño, 
de mostrarme que el respeto crece si desde pequeño 
te lo inculcan por eso y mucho + te agradezco de veras.

Por la silueta de la poesía, por la fantasía, la melodía
por las lágrimas de la alegría,
la tarde, la noche, la madrugada y el día.
Por el valor de ser yo sin cuentos ni hipocresía,

Por los amigos que me cogieron de rampa
por esa lluvia de fe que en mi pecho jamás escampa
Por los terrenos minados de trampas
y por las nubes que hay en el camino men de la Habana hacia Tampa.

(CORO)

Le doy gracias a la vida yo, por aún seguir con vida,
no huiré, no, no huiré.
Y cuando el sol se esconda y nadie me responda,
no huiré, no huiré, no.

Gracias vida insisto por todo lo que he visto
y por llegar a los 33 como Cristo.
Por el canto de las aves en las mañanas siempre listo 
por los desamores y también por los imprevistos.

Por darme un mundo que a veces quisiera que fuera otro
por introducirme a gente que comparten de su poco.
Por los recuerdos y los cuerdos que me tildaron de loco
por el amor de una madre que vale + que la Loto.

Por el viento que 100to cuando estoy frente al mar
por el barrio su gente, sus casas, no puedo olvidar
los amigos, el mercado, la curva, la farmacia, Rumbo
Vía Azul, el Barbarán, el Zoológico, Nelsa y Rungo 

Mi 26 y 23 yo, el camello, mío, aunque no fuese bello, lo sé yo, gracias a este hip-hop los tengo moviendo el cuello, hey yo, gracias por estos destellos 

Por las noches de locura
por la cintura del cielo que me ha acompañado en mi aventura.
Para unos la vida es loca, para otros la vida es dura
para mí la vida es algo que solo un tiempo nos dura.

(CORO)

Le doy gracias a la vida yo, por aún seguir con vida,
no huiré, no, no huiré.
Y cuando el sol se esconda y nadie me responda,
no huiré, no huiré, no.

googlecd05c800b3d1a841.html Google+