Por Si Mañana…

Esto es por si mañana no estoy
por si mañana me voy
aquí te dejo mi herencia.

Esto es por si mañana no estoy
por si mañana me voy
aquí te dejo mi herencia.

Lo primero, es ser sincero con Mamá
y recordar que a las mujeres no se les da.
Que nunca está de más un beso, un abrazo,
a la que tanto tiempo tu cuerpo sostuvo en sus brazos.

El segundo paso, nunca traicionar a un amigo,
solo así podrás morir y en su mente seguir vivo.
Y saber que amigo no es todo el que se acerca,
recuerda, la amistad no es más que una palabra enferma.

Lo tercero, es luchar por lo que quieres
y decir yo voy pa’ lante que a mí no hay quien me frene.
Y cuando seas víctima de prejuicios absurdos
haz como papá y manda pa’ la pinga el mundo.

El cuarto, es dejar regao el cuarto,
luchar por el amor y mantener tu honor intacto, eso siempre.
El quinto, es perdonar a quien te habla,
no solo dejar a tu nombre estas palabras.

El sexto, es saber que en la vida
hay una entrada y una salida.
El valor no depende de la bebida,
campeón, usa condón, que en la calle hay mucho SIDA.

El séptimo, es no dejar la escuela en séptimo,
te lo dice Papi que fue un estudiante pésimo,
que siempre fue un desastre,
que se fugaba de los turnos cuando oía
picar afuera un balón de basket.

El octavo, en la pared clavar un clavo,
cada vez que a alguien le faltes el respeto.
Después, cuando te disculpes sácalo
y verás que lamentablemente siempre quedan huecos.

El noveno, es ser un hombre bueno
para que tu alma vague por los senderos más limpios.
Porque hoy la bondad viene en pomitos de veneno
y hace falta fuerza para aferrarse a los principios.

El décimo, que Papá siempre te querrá,
mi cuerpo quizás, pero mi alma nunca te abandonará,
porque eres tú hijo mío, mi razón de ser.
Por si mañana no estoy, te amo Aldo Daniel.

Y ojalá que Peter Pan te lleve a volar por los cielos
y que en las nubes hayan muchos caramelos,
y que tu mirada ingenua en la prisión de la felicidad
sea condenada a mil cadenas perpetuas.

Esto es por si mañana no estoy
por si mañana me voy
aquí te dejo mi herencia.

Esto es por si mañana no estoy
por si mañana me voy
aquí te dejo mi herencia.

Hijos, sé perfectamente que en pocas líneas
no puedo expresar todo lo que quisiera para ustedes.
Pero tampoco se si ya Dios
me de la oportunidad de estar siempre a su lado
para cuando me necesiten.

Igual por si mañana no estoy, este es parte de mi legado,
al regalo más grande que Dios nos hace a los seres humanos
en esta tierra.
Los Hijos.

Lo primero que quiero decirte mi nena,
es que tu Papito estará contigo suceda lo que suceda.
Y estaré disponible siempre para escuchar tus penas
o limpiar tus lágrimas si la tristeza te golpea.

Lo segundo mi princesa, que aprendas a ser sincera
y cuando tengas que mentir, es porque no hay otra manera.
Que luches por tus derechos, tu vida y lo que deseas,
aunque tengas que enfrentarte a la gente que más tú quieras.

La tercera, es que sepas que la familia es como una estrella,
como Dios que brilla en ti aunque sientas que se aleja.
Que no hay doctrina ni enseñanza mi hija, no existe escuela,
más grande que ese amor, eso apréndelo mi nena.

Lo cuarto que quiero decirte mi niña, es que seas valiente.
Y si cien veces tropiezas, cien veces levanta la frente.
No hay perfección en el hombre, nos equivocamos siempre
y aunque parezca increíble de los errores se aprende.

La quinta, debes estar lista que no te venza el fracaso,
ni la frustración, si la confusión trata de hacerte pedazos.
Y en los momentos difíciles cuando la crisis esté en alto,
busca dentro de ti que el supremo guiará tus pasos.

Lo sexto, aprende del respeto que eso no lo valoramos
y los padres muchas veces el maltrato lo disfrazamos.
Que si impongo disciplina, perdona hija, lo hago,
por no verte sufrir, cuando tú lloras los dos lloramos.

Séptimo, no te dejes arrastrar por la competencia,
cuando no tengas lo que otros tienen, no te deprimas, ten fuerza.
Entre lo material y lo espiritual existe una diferencia,
Papi te lo explicará, pero es tuya la desición correcta.

Octavo, que a tu hermano mayor siempre lo vas a querer,
un día te contaré porque estamos tan lejos de él.
Que lo amo tanto como a ti, y eso va a prevalecer,
pero Papito arrastra cadenas y lo vas a comprender.

Noveno, no tengas miedo de enfrentarte a la vida,
apóyate en tu autoestima y en la enseñanza divina.
Siempre protege a los tuyos, paz y sabiduría,
y reacciona como una fiera como Papá si alguien te humilla.

Décimo, que me prometas con todo tu corazón,
que a una cosa no renunciarás hija mía, y es al amor.
Lo único verdadero por lo que nació esta canción,
para tu hermano y para ti, Niubialí, Bendición.

Y ojalá que Peter Pan te lleve a volar por los cielos
y que en las nubes hayan muchos caramelos,
y que tu mirada ingenua en la prisión de la felicidad
sea condenada a mil cadenas perpetuas.

Esto es por si mañana no estoy
por si mañana me voy
aquí te dejo mi herencia.

Esto es por si mañana no estoy
por si mañana me voy
aquí te dejo mi herencia.

googlecd05c800b3d1a841.html Google+