El Primer Beso…

Ella lo encontró caminando
y sintió a su interior feliz como pez en agua nadando.
Se cruzaron sus miradas, sus sentidos levitaron,
sintieron con el pecho lo que con la mente no pensaron.

Quizás no los prepararon por su condición y así,
la psiquis no les funciona bien pero el corazón sí.
Nadie sabe cómo fue que su amor logró imponerse
sin que nada les importara tan solo querían tenerse.

Historias de hadas como la de Peter Pan
amor a primer sentir pegados como un imán.
Un cariño tan inmenso que a lo largo del planeta
no experimentaron ni tan siquiera Romeo y Julieta.

Con la imaginación de un niño, que le creció el cuerpo
le pinta una flor para alegrar los días en su desierto.
Ella con su rostro ingenuo le regala una sonrisa,
toma su mano mientras su piel y la de él se erizan.

Se miran, se adoran, las horas no importan, viven
buscándose en todo lo que a diario sus ojos perciben.
Reciben la energía, uno en el otro está preso,
buscando el momento exacto para darse el primer beso.

Y quién dice que no es amor
y quién dice que no es amor
y quién dice que no es amor
y quién dice que no es amor.

Luego de un beso se desvisten con entusiasmo,
él la trata con cariño y ambos tienen un orgasmo.
Descubren la cumbre del placer de una manera
tan especial, que lo vuelven a hacer sin miedo a fronteras.

No hay quien frene sus deseos, son gigantes
primero fueron novios, ahora son excelentes amantes.
Una lluvia de caricias los empapa a cada instante
y acampar es imposible cuando se tienen alante.

No hay matemáticas ni lógicas que valgan
porque cayeron al río y se enredaron con sus algas.
Y ese río, es el río más profundo de esta vida,
se llama amor y no te salvan ni con salvavidas.

Ellos se llenan, se complementan, se curan,
se aman,se necesitan, se cuidan y se aseguran
de brillar porque su historia jamás fue una historia oscura
y si así fuese la vivirían a gusto juntos, juran.

Desde el primer momento se entregaron tanto
que un ejemplo de pareja así le sirve hasta a los santos.
Un encanto, un hechizo, se miran luego del sexo,
buscando el momento exacto para darse el primer beso.

Y quién dice que no es amor
y quién dice que no es amor
y quién dice que no es amor
y quién dice que no es amor.

googlecd05c800b3d1a841.html Google+