El Himno Del Autista Del Realismo…

Porque ya nada es lo mismo
el mundo es un infierno triste.
Como la imagen de Cristo flotando en un abismo,
este es el himno del autista del realismo.

Ya nada es lo mismo, no!,
el mundo es un infierno triste.
Como la imagen de Cristo flotando en un abismo,
este es el himno del autista del realismo.

Usted sería tan amable de prestarme atención
quiero decirle algo que me dijo el corazón.
Tanto la vieja como la nueva generación
ha confundido la palabra dinero con diversión.

Pasa el próximo renglón sin opción, es necesario
hablar sin rodeos de todo lo que veo a diario.
Pues cuándo se ha visto que una mujer, que tenga un hijo enfermo,
esté bailando tecno en una disco.

Ya no resisto a la gente con orgullo,
de apariencia made in cualquier país menos el suyo.
Sí, es todo un mito la armonía, usa tu imaginación,
ven, te regalo un rincón en mi poesía.

Se va otro día y seguimos en espera de un tal Dios
y de un futuro mejor que nunca llega.
Mientras la ira que se respira y que nos llega
es tan extensa como el eco de un grito en una cueva.

Eva trabaja para Adán y llega al Edén con lo que le dan.
El vive y viste bien como todo un empresario,
gracias a ella, o hablando en plata, a sus ovarios.

Oh melancolía, dueña de mi aliento
permíteme ser libre como el viento.
Que los momentos felices pasen lentos
y que tu presencia no esté todo el tiempo.

Y quién dijo que todo está perdió
yo vengo a entregarte una canción,
donde la esperanza entre palabras danza
y alcanza su máxima expresión.

Porque ya nada es lo mismo
el mundo es un infierno triste.
Como la imagen de Cristo flotando en un abismo,
este es el himno del autista del realismo.

Ya nada es lo mismo, no!,
el mundo es un infierno triste.
Como la imagen de Cristo flotando en un abismo,
este es el himno del autista del realismo.

Muchos colocan sus sueños en nubes
y quedan siempre con la esperanza
de que algún ángel los encuentre.
Así es la mente de inocente y con el tiempo
cuenta se dan que no regresarán cumplidos con el viento.

Qué te tocó, un camino sin alfombras
con una luz tan tenue que parece una sombra.
Algún día verás con brillo todo lo que fue nada
porque la felicidad aún no es propiedad privada.

Entre la espada y la pared si el cemento se disuelve
puedes estar sí, pero no bajes la frente,
que aquí cualquiera ha cometido errores torpes.
El hecho de creerse un ser perfecto es un defecto enorme.

Qué pasa brother, todos tenemos problemas,
pero hay que enfrentar la vida, alante sigue, no le temas.
Que no hay nada más digno que un hombre de pie,
diciendo, yo me caigo, pero me paro después.

Había una vez un rey que se quedó sin castillo
y un mendigo le dio abrigo, vino, pan y cama.
El rey le quiso pagar con un anillo
y el mendigo dijo, págame con una buena acción mañana.

Hay quien comparte hasta su pobreza
lo material no le interesa, y eso, sí es tener riquezas.
Piénsatelo, no te cuesta nada
y nos vemos en el tema que viene que mi Himno aquí se acaba.

googlecd05c800b3d1a841.html Google+