El Ego…

El hombre del ego
siempre busca una corona,
a los demás cuestiona
y ser un semidiós ambiciona.

La calle está cabrona
vas preso si te detonas.
No te ofusques que los enemigos
no traicionan.

Los seres del ego
hablar de los demás se entonan,
muchos nombres en sus bocas
como fucking chambelonas.

Es mucha la basura
que en las mentes se amontonan.
Hoy vas en Mercedes
y mañana en un taxi como Arjona.

El ego te empuja hacia un vacío,
la vida es más
que sentirte más que los demás,
un desafío.

Tú no te das cuenta
yo a veces tampoco río,
es que se está volviendo frio
el mundo mío.

El ego te aparta, te irrita, te aplasta,
te ordena, te frena, las lágrimas te gasta.
Con un gesto basta, el amor se desbasta,
todo es hasta, que con su odio ciego
hacia la frustración te arrastra.

El ego te saca la furia
como un torpedo,
te hace decir cosas
que pueden meterte en un enredo.

El ego es un caparazón
donde escondemos nuestros miedos,
un arpón en el corazón
y una espina en cada dedo.

Te hace subestimar,
mientras vas contando fajos.
Y los vampiros de hoy en día
andan con cruces y comen ajos.

El ego te pone arriba
hasta el día que vas pa’ bajo,
y todos esos pensamientos entonces
se van pal carajo.

Tienes que decir
a vivir con él me niego,
él no debe controlar tu juego.
Reduce la velocidad, respira
y coge contrario al fuego,
no te defiendas de la gente
sino de tu ego.

Tienes que decir
a vivir con él me niego,
él no debe controlar tu juego.
Reduce la velocidad, respira
y coge contrario al fuego,
no te defiendas de la gente
sino de tu ego

Es tu ego,
tu enemigo es tu ego.
Es tu ego,
tu enemigo es tu ego,
más nadie.

El ego te hace pensar
que siempre necesitas más,
y capaz de juzgar a otros
sin tú mismo estar en paz.

Se apodera de tu ser
como sombra a dónde vas.
Si quieres salir adelante
tienes que dejarlo atrás.

El ego te enamora
de tus logros, de ti mismo.
Entre la alegría y tu ser
él va abriendo un gran abismo.

El egocentrismo
te hace ver que eres el epicentro,
mientras la bondad triste,
se te está muriendo dentro.

El ego muchas veces
es muy difícil controlarlo,
y cuando te está haciendo daño
más difícil aceptarlo.

Tengo pruebas reales desde mi
puedo demostrarlo,
él destroza los caminos
mucho antes de pasarlos.

Cuando te sientas solo
entonces no te asombres,
no hay nada como el amor
y no todo es lo que se compre.

El ego,
verdadero enemigo de los hombres,
que en vez de felicidad
los pone a buscarse un nombre.

Somos así de fábrica
en nuestras conciencias.
Ante lo que no se entiende
se responde con violencia.

La vida pierde el sentido,
se ha vuelto una competencia
Si quien tiene más moral,
más plata o más inteligencia.

Lo loco de este mundo
es que todo va cambiando,
un día estamos de jefes
y al otro estamos limpiando.
Y esa mirada alta
con la que mirabas antes,
tienes que ponerla
en la guantera del carro en el instante.

Desde la crianza
traemos todo ese atraso,
los problemas se resuelven
con gritos o piñazos.

Si en las escuelas el cariño
estuviera de repaso,
en vez de contar los muertos,
contáramos los abrazos.

Tienes que decir
a vivir con él me niego,
él no debe controlar tu juego.
Reduce la velocidad, respira
y coge contrario al fuego,
no te defiendas de la gente
sino de tu ego.

Tienes que decir
a vivir con él me niego,
él no debe controlar tu juego.
Reduce la velocidad, respira
y coge contrario al fuego,
no te defiendas de la gente
sino de tu ego.

Es tu ego,
tu enemigo es tu ego.
Es tu ego,
tu enemigo es tu ego,
más nadie.

googlecd05c800b3d1a841.html Google+