Basta…

Entre puñales y disparos mis carnales caen diario,
el barrio se ha vuelto igual que un centro penitenciario.
El gobierno invierte en proyectos millonarios
y la gente sigue robando porque no alcanza el salario.

Lágrimas de sangre en la calle suelta, candela!,
es más fácil seguir a un gansta que los pasos de Mandela.
Da más negocio vender drogas que pagar escuelas,
los reales delicuentes no están en nuestras fabelas.

Defiende el gueto!!! como gallos con espuelas, mientras ellos,
siguen como unas gallinas viviendo en su mundo bello.
Pero un día, la juventud despertará y seremos,
quienes decidamos si ser capitanes o dar remo.

Saca tu cuenta y dime si vale la pena
meterle un balazo a alguien y cumplir una condena.
Recuerda, que eso es lo que ellos quieren, demostrado,
mientras más se falle, más dinero pa’ sus abogados.

Pal’ Estado, pal’ Gobierno, pa’ sus organizaciones,
pa’ los pobres hijos suyos y pa’ los nuestros ni cojones.
Nosotros estamos matando, tomando un erroneo curso ,
mientras todos ellos roban y desvían los recursos.

Basta de discursos, basta de muelas baratas,
yo pienso, que la solución de unión se trata.
Todos toman champán, y van al baño en alpargatas
mientras la juventud en su propia guerra se mata.

Hasta las cuantas la violencia nos desgasta,
esta ola de odio en su marea nos arrastra.
La ausencia de respeto nos aplasta,
hora de que la juventud se pare y diga, Basta!.

Basta!, yo digo Basta!,
quiénes son los que se suman, también gritan Basta!.
Lo que están diciendo con sus actos no contrasta.
hora de que la juventud se pare y diga, Basta!.

Estoy en desacuerdo conque ignoren vagabundos,
conque se muera un niño casi por cada segundo.
Por la vida humana siento a veces asco profundo,
lo que vivo en este, no puedo irme pa’ otro mundo.

La Tierra está maldita con la globalización,
de productos que suplantan sentimientos sin razón.
Se emplean más maquinarias que obreros con corazón,
que ahorita pa’ trabajar se va a tener que ir a Plutón.

Quisas sin money por medio se viera más lindo el cielo,
hubiera más hombres vivos y más madres con consuelo.
Quizás hubiera sueño en las vidas con desvelo
y el triunfo de Lara no se lo hubiesen dado al Canelo.

Quizás pero asi no fue men, así que qué nos toca?
luchar para evitar que pasen tantas cosas locas.
Porque yo por lo menos ante esta injusticia que choca,
no pienso cruzar mis manos y tampoco cerrar mi boca.

El deporte es un business, el arte también es un business,
los artistas ya no venden obras, ahora venden chismes.
No sé cómo la gente paga y luego se entretiene
viendo a un ser mostrar millones mientras otros nada tienen.

Un ser humano vale lo mismo que un chicle, el crac, solo está,
terminando el trabajo de Hitler holocausto!.
Contra esta maldición ya nadie puede,
la tecnología avanza y el humano retrocede.

Hasta las cuantas , la violencia nos desgasta,
esta ola de odio en su marea nos arrastra.
La ausencia de respeto nos aplasta,
hora de que la juventud se pare y diga, Basta!.

Basta!, yo digo Basta!,
quiénes son los que se suman, también gritan Basta!.
Lo que están diciendo con sus actos no contrasta.
hora de que la juventud se pare y diga, Basta!.

googlecd05c800b3d1a841.html Google+