Alma…

Nació mi diosa, pa’ 9 libras faltaron 2 onzas,
mi osa menor, la rosa que adorna mi choza.
Quisiera que tu vida fuera color rosa
y que crecieras en un jardín lleno de mariposas.

Encontrarás en tu camino personas malas
que cuando quieras volar intentarán cortar tus alas.
Pero también encontrarás personas, Nena,
que te apoyarán siempre en las malas y en las buenas.

Por tus venas corre mi sangre, por tanto
mientras vivan ni tú ni Aldito pasan hambre.
Si tengo que robar robo, eso no lo dudes.
Por ti asalto el cielo y lo dejo sin color ni nubes..

La vida, ni ella misma sabe que es la vida,
un romance con el tiempo, una entrada una salida.
Un chasquido, un nido, una mirada que trae incluida,
momentos que alivian pero no sanan las heridas.

Hay despedidas que secuestran ilusiones
pero tú tienes que ser más fuerte que la muerte, cojones.
Si no la tristeza hará que te congeles,
entiende Almita, vivir es una bendición que duele.

Y cuando parta, ni me llores ni me pongas flores,
hónrame siendo una mujer sencilla y con valores.
Recuerda que todos caemos y cometemos errores
y que el arcoiris es lindo pero le faltan colores.

Y yo seré un padre bruto porque aprendí de la calle
y porque en la calle fue donde crecí,
y por tantas cosas que transitando la vi.
Tus novios, me tienen que gustar más a mí que a ti.

No es que imponga mi autoridad y los años,
es que te quiero y no quiero que te hagan daño.
Porque si un día un sujeto te falta el respeto,
no le voy a dejar un hueso sano en el esqueleto.

Eres el amuleto que el destino puso en mi camino,
el ángel divino que alegrarme a la Tierra vino.
Yo quiero que si esta canción un día oyes,
sepas que aquí hay un hombre y un hombro pa’ que te apoyes.

Seré discreto con tus secretos mi reina
y haré un club de padres maniquiuris que a sus hijas peinan.
Me abrocharás la camisa, saltaremos la suiza,
te daré peluches a cambio de tu risa y caricias.

No soy perfecto, tengo defectos, y en un inicio,
no entendía porque tu mamá traerte al mundo quiso.
Primero, porque no contó conmigo y decidió por mí y por ella,
y eso realmente me molestó.

Hoy su desición profundamente agradezco
y una inmensa y sincera disculpa le ofrezco.
Porque me dio lo más lindo y tuvo el valor de hacer nacer
la niña más linda que ojos humanos puedan ver.

Tú y Aldito y los que vienen, que faltan son,
el motivo por el cual aún está en pie mi corazón.
Y mi corazón está a tu disposición, me lo pides,
y jamás te olvides que es mi obligación.

Tu profesión no importa, yo te querré,
y si la vida me permite, un buen abuelo seré.
Trataré de estar vivo y firme en mi posición,
pa’ en tus quince poder cantarte esta canción.

Sólo te pido que respetes a mamá y recuerdes
que ella te dio la posibilidad de respirar, sentir, andar.
Y mientras logres eso me harás sentir
el padre más feliz del universo.

Y esto es, por si mañana no estoy
por si mañana me voy,
aquí te dejo mi herencia.

googlecd05c800b3d1a841.html Google+