No Tiene Huesos…

(CORO)

Voy camino a mí, la felicidad está en mi corazón,
ni se vende ni se compra eso es lo único que sé.
Soy feliz con un beso, no necesito un peso.
Vivo en un cuerpo preso pero mi espíritu no tiene huesos.

No, no, no, no, no tiene huesos.
No, no, no, no, no tiene huesos.

Somos seres infinitos, sueña que hay magia en nosotros
podemos hacer felices con una sonrisa a otros.
Ve ese señor en la calle? quizás mañana sea usted
estréchele su mano hermano pa’ que se ponga de pie.

No es fácil en estos tiempos hacer de buena persona
después de que te das cuenta que la vida está cabrona.
Cualquiera te da la espalda, te abandona, te traiciona
y esas cosas no se olvidan por mucho que se perdonan.

Bailo, la vida apasionado como un tango
mis botas al pisar aún dejan huellas con fango.
Soy realista, pero quiero que llueva café en mi campo
no pienso llorar si tengo la cuenta del banco en blanco.

No quiero rangos, títulos o medallas
quiero ser libre hasta ese día en que me vaya.
Medito en mis montañas altas como el Himalaya
buscando respuestas que en el plano terrenal no se hayan.

Si haces mal y ese mal no te importa
si al amor tú le cortas la aorta
si el valor, se ahorca en tu interior y paz no portas
sentirás luego un tormento como cuando el mar se corta.

La vida es una batalla  yo sólo soy un guerrero
no temo a finalizar y luego empezar de cero.
Pero, qué equivocado está aquel que con dinero
se cree que puede poner en 4 al planeta entero.

La gente a veces es +  fría que el hielo que hay en Alaska
conecta tu energía al mundo tal como te plazca.
Escoge un camino espiritual, haz que tu alma renazca
y viaja como los Chamanes cuando beben su ayahuasca.

El tiempo es un secreto viejo como los abuelos
no puedes cambiar tu destino ni tomarle el pelo.
Somos ánimas presas en materia viendo al cielo
cuando los logros se rompen como un búcaro en el suelo.

En mi hay un bosque de sueños por el cual suelo correr
con los brazos abiertos, nadie me puede detener.
Una emoción transparente en lo profundo de mi ser
aún sigo siendo ese niño al cual le tocó crecer.

(CORO)

Voy camino a mí, la felicidad está en mi corazón,
ni se vende ni se compra eso es lo único que sé.
Soy feliz con un beso, no necesito un peso
Vivo en un cuerpo preso pero mi espíritu no tiene huesos.

No, no, no, no, no tiene huesos.
No, no, no, no, no tiene huesos.

Como un ave en una jaula y pez en una pecera
se siente aquel que no tiene nadie que en casa lo espera.
Los hombres que se dan valor con la billetera
tienen tan poco por dentro que se les nota por fuera.

No sigo la competencia, yo sólo necesito
el sol, la luna, el amor y salud pa’ mis tres hijitos.
Puedes tener tus millones, autos, pendras, estupendo
que todo eso no lo cambio por los amigos que tengo.

Agradecido por las cosas que he vivido,
por las que he tenido y las que no yo jamás olvido
de dónde vengo, quién soy ni cómo llegué hasta aquí
si te hice daño perdón, no quiero existir así.

Como un espantapájaros sin plantas en su huerto
no pienso sacarme un ojo para ver a otro ser tuerto.
Hermano, la dignidad te hace la lluvia en un desierto
el hecho de que no se use no quiere decir que ha muerto.

El amor es más grande que yo, que Dios
y que lo que existe y lo que no existe, no puedes decir que no,
no importa cuánto camines ni mires fijo al reloj
sin amor no hay nada real, si puedes piénsatelo.

googlecd05c800b3d1a841.html Google+